miércoles, 21 de septiembre de 2016

Quebrapates de Peña Mea (Llaviana)

4 de Setiembre de 2016

Track: Quebrapates de Peña Mea (Llaviana)


Web del Trail: Quebrapates de Peña Mea

Clasificaciones: Clasificaciones 2016  


Cuando se fae l'imbécil, al día siguiente págase... como ye normal. Pues eso fice pa correr la Quebrapates de Peña Mea, con 32 km y dalgo más de 4400 m de desnivel acumuláu, por tanto la carrera más dura no que llevamos corretiando pel monte.

Sálese a un ritmu infernal

Y ye que si te pica'l niki, pues sal de folixa con toles consecuencies y nun vayas a sofrir ensín xacíu durante más de 5 hores. Aún así, lo únicu positivu, fué saber aguantar el chaparrón resacosu, malestar xeneralizáu y el calor que fizo, deshidratándome con muncha facilidá.

Perdura ascensión per Doñangu a Peña Mea

Dende'l primer momentu, la carrera salió como un tiru, yera campionatu d'Asturies y notábase, qu'había xente mui fuerte, colo que sin querer, tol mundiu nos primeros kms llanos diba a un ritmu mui altu pa lo que teníemos per delantre.

L'ascensión a Peña Mea per Doñangu... pues nin tan mal, floxu de ritmu pa lo que solemos facer, pero aportamos al Picu Dubil dignamente dentro de lo que cabe. Llueu, na baxada, nun m'alcontraba mui allá y pené durante varios kilómetros hasta l'avituallamientu, onde nun pude xintar nada sólidu, asína que sólo aquarius y agua.


Dende equí tol descensu hasta Tolivia, con sensaciones alcontraes dacuando unes males y otres piores y les ñubes que desapaecieron del cielu y entamó a cascar Llorienzu como si nun hubiere mañana, pasando un calor infernal.

Tengo de dicir, que menos mal que los 7 avituallamientos fueron clave, pero tuviemos la suerte de que'l públicu nos pueblos viesen el percal y sacaren agua frío de les sos cases y mangueres pa metenos una ducha y refrescar, ya que correr a más de 35 graos ye percomplicáu.

Acabamos con un ritmín hasta potable y too

Como meyor pudimos, ascendimos esa "putada" que ye'l tramu hasta la Campa Corián y ya tocó baxar colo xusto, teniendo que baxar ritmos y casi deseyando que llegara una pequeña xubida pa parar de correr... fatal, fatal de sensaciones.

A la fín, casi con 5 hores y media de penosu correr, caleyar o arrastrase llegué a la Pola Llaviana fundíu, menos mal que'l bañu na piscina fría, la ducha posterior calentina y la xinta curiosa, amatagó les ganes de nun volver a correr mas... eso sí, cuando tomamos el vermú y marcaba 43 graos yera pa camentar el peligru de díes así pa correr.

Asina quedes magar de 32 km a más de 30 graos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada